Boletines de Prensa

La Prefectura de Imbabura se alista a ejecutar los trabajos de esta obra de gran impacto para el desarrollo económico provincial, luego de haber conseguido un crédito del BDE, que será cubierto en el plazo de 10 años, con 1 de gracia de capital. El modelo de gestión y administración del proyecto está trazado para que genere utilidades que serán dirigidas a cubrir su costo, evitando así afectación en el presupuesto institucional. La moderna infraestructura estará lista en los próximos 10 meses. 

IBARRA.- Un hecho histórico para la ciudad de Ibarra y la provincia de Imbabura se vivió este viernes, 18 de marzo de 2022. La Prefectura, al frente, Pablo Jurado, firmó el contrato con el Banco de Desarrollo del Ecuador, BDE, para acceder a un crédito de 3.595.160 dólares, con lo cual se apresta a construir la Infraestructura Física del Parque Acuático Yuyucocha de Ibarra, una acción que potenciará la actividad turística, ayudará a crear fuentes de trabajo y dinamizará en forma efectiva el desarrollo económico a nivel de todo el territorio. 

El hasta ahora complejo recreativo, se encuentra ubicado al suroeste de Ibarra, en un sitio de expansión urbana habitacional, contando con vías modernas. Comprende un área de 45.000 metros cuadrados, en donde existen vertientes de agua, un lago artificial y piscinas. Hasta hace pocos años prestaba servicios para actividades recreativas, zonas de camping y restaurante, sin embargo, el paso de los años y la falta de actividad motivó su paulatino deterioro. 

La realización de los estudios completos a nivel de diseño definitivo del proyecto, por parte de la Prefectura, fue el punto de partida para que la gestión de su titular Pablo Jurado, obtenga la aceptación del BDE y se canalice el préstamo, favorable económicamente en todos los sentidos. Se establece un plazo de pago de 10 años, incluido un periodo de gracia de capital de 1 año. Se cancelará con los recursos que genere el propio proyecto, producto de la oferta de servicios a la ciudadanía, por consiguiente, no afectará el presupuesto institucional, ni el cupo de endeudamiento. 

El Parque Acuático Yuyucocha será realidad en un plazo estimado de 10 meses. Contempla fundamentalmente la construcción de una infraestructura acorde a la modernidad, con piscinas temperadas de diferente tamaño, incluida una piscina semi olímpica, zona húmeda (turco y sauna), laguna artificial, restaurante, áreas verdes y de camping. Existirán parqueaderos, espacios para talleres y teatro al aire libre, bar, juegos infantiles, canchas deportivas, baterías sanitarias y vestidores. 

Autoridades locales y pobladores de los barrios vecinos fueron testigos del acto de la firma del contrato de crédito. Allí, Jimmy Vásquez, dirigente del sector, refirió que esta iniciativa prácticamente traerá progreso para la ciudad y los alrededores. “A nombre de todos los vecinos destacamos esta tarea que significa un reconocimiento al interés de los antepasados por cuidar este ícono turístico y recreativo y a su esfuerzo por haber contribuido activamente, a través de los años, a mejor el entorno, mediante la gestión para que exista una vialidad de primer orden”.

La viceprefecta Cristina Males señaló que la intervención institucional se enfoca a mejorar la calidad de vida de los imbabureños e ir generando nuevas oportunidades de desarrollo social y económico, mediante acciones que toman en cuenta las potencialidades del territorio, calificado como Geoparque Mundial de la UNESCO. “Hay mucho por hacer, pero estamos firmemente comprometidos en seguir trabajando para que se materialicen las aspiraciones de los pobladores”.

El gerente general del BDE respondió con un gesto de plena satisfacción ante el interés de las autoridades de la provincia al haber puesto énfasis en este proyecto. Enfatizó que es grato ver como la unidad de esfuerzos y la participación de la ciudadanía, sin interés particular y peor de carácter político, ha motivado a que se lleva a cabo la gestión para conseguir un objetivo que beneficia a todos. “Para el BDE y el Gobierno es una oportunidad de contribuir con el bienestar de los imbabureños”.

El acto lo cerró el Prefecto Jurado, quien subrayó que lo emprendido es una respuesta a las aspiraciones de la gente que anhela vivir mejor. Recalcó que se trata de rescatar un bien público que tiene un alto contenido sentimental para la mayoría de los ibarreños, quienes, especialmente, en los años de niñez y juventud gozaban realizando paseos a este lugar y aprendiendo a nadar en sus piscinas. Lo que estamos ahora emprendido, dijo en referencia al proyecto, significa un cambio para el bien de todos y un aporte real al desarrollo de Imbabura.