Boletines de Prensa

El organismo provincial, liderado por Pablo Jurado, destinó 150.441 dólares para la construcción de la infraestructura, que se levanta, en un sector del río Marañón.

IBARRA.- En la comunidad El Rosario, perteneciente a la parroquia Cuellaje de la zona de Intag, cantón Cotacachi, está listo un nuevo puente de 18,50 metros de longitud por 5 de ancho. Fue construido por la Prefectura de Imbabura, en la administración de Pablo Jurado, para quien resultó satisfactorio poder atender un requerimiento de los pobladores de toda esta zona productiva rural de Imbabura.

 “La obra que entregamos es un homenaje al trabajo de los agricultores que, con mucho esfuerzo, permiten que contemos con sustento oportuno en los mercados. Hay mucho más por hacer, pero en la medida de nuestras posibilidades seguiremos entregando el aporte institucional, para hacer realidad el desarrollo en esta tierra”, sostuvo la autoridad provincial, en el acto de inauguración.

Jurado señaló que, sin bien el monto de inversión no es cuantioso, este permitió cubrir el costo del proyecto que significa una solución definitiva al problema de movilización que tenían los comuneros, pues antes debían atravesar el río Marañón, por un antiguo viaducto que se encontraba a punto de colapsar.

El  puente tiene un costo de 150.441 dólares, incluido el IVA. Es el enlace directo a al menos 8 caseríos localizados en la parroquia. Será utilizado, principalmente, por los agricultores que trasladan con frecuencia el producto de los cultivos: naranjilla, aguacate, café, yuca, papaya, entre otros.

Edgar Cabezas, presidente de la comunidad, transmitió el sentir de sus vecinos al ver concluida la obra que venían gestionando durante muchos años. Dijo que la acción realizada garantiza seguridad para el tránsito y presta facilidades para que los vehículos puedan ingresar a las parcelas a abastecerse de alimentos, cuyo destino son los centros de acopio de Ibarra, Otavalo, Cotacachi e incluso la capital ecuatoriana.

“El puente es muy importante para todos quienes habitamos en este territorio, por eso agradecemos al prefecto, quien puso mucho interés en impulsar la construcción. El paso facilita la movilización, la conexión directa entre los asentamientos cercanos y, sobre todo, ayuda a que las actividades ligadas al trabajo del campo se dinamicen, lo cual significa progreso económico para nuestras familias”.