Boletines de Prensa

La Prefectura asumió esta responsabilidad de manera urgente para evitar que ocurran accidentes. Para cubrir el socavón que se registró, debido a la filtración de agua lluvia, procedió a construir un muro con rocas gigantes. El próximo martes, 30 de noviembre, se habilitará el carril afectado.

IBARRA.- A ritmo acelerado, la Prefectura de Imbabura trabaja en la reparación de la vía de ingreso a la comunidad San Bartolo, ramal ubicado en la vía entre Quiroga y Cuicocha, en el cantón Cotacachi. De acuerdo a los avances registrados hasta el momento, se estima que la tarea estará concluida el próximo día martes.

El tramo en mención resultó afectado por filtraciones de agua, como consecuencia de las torrenciales lluvias registradas en los últimos meses en toda la provincia. En el sitio se evidenció un socavón de considerables dimensiones, destruyendo prácticamente la mesa de la carretera.

Ante este evidente peligro, el organismo provincial, dirigido por el prefecto Pablo Jurado, tomó cartas en el asunto y de manera urgente resolvió intervenir con su maquinaria, utilizando además rocas grandes, que las debió transportar desde la parroquia La Esperanza del cantón Ibarra, para cubrir el enorme hueco.

Una excavadora realizó los trabajos de limpieza del área afectada y enseguida se procedió a conformar un pedraplén con el material pétreo. El relleno tiene una base de 6 metros de altura, 6 de ancho y 4 de profundidad, aproximadamente. Es una infraestructura de volumen y resistencia suficiente para evitar la erosión y la inundación.

Luis Cazares, subdirector de Infraestructura Física de la institución, informa que la tarea está cerca de terminar. El pedraplén será colocado al nivel de este paso e inmediatamente se procederá a emporar y cubrir, para luego poder habilitar el carril por donde transitan vehículos y personas de manera continua.

De esta manera, la Prefectura da respuesta a la preocupación de los pobladores que, la pasada semana, notificaron el hecho ocurrido. La reparación de la arteria garantizará el tránsito seguro y el desarrollo de las actividades normales en esta comunidad rural, cuyos habitantes viven, en su mayor parte, de lo que producen el campo.