Boletines de Prensa

Este procedimiento permite ir ajustando todos los detalles que aseguren el cumplimiento eficiente y eficaz de los objetivos trazados. La Prefectura, como entidad responsable del proceso de ejecución, irá solventando cada una de las exigencias de manera rápida. El interés de la institución es llevar a cabo, cuanto antes, estas obras que contribuirán a que Imbabura cuente con una vialidad de primer orden en todo su territorio.

IBARRA.- Empeñados en avanzar con el proceso dirigido a poner en marcha el mejoramiento, ampliación y dotación de capa de rodadura definitiva de 4 vías rurales en la provincia de Imbabura, conforme al paquete de proyectos, financiados mediante un crédito de  9.3 millones de dólares, por parte del Banco de Desarrollo del Ecuador, BDE, se llevó a cabo una reunión de trabajo entre personal técnico del organismo crediticio y de la Prefectura de Imbabura.

El tema central fue la revisión de cada uno de los proyectos para determinar aspectos a completar, fortalecer y corregir con el fin de asegurar una ejecución eficiente y eficaz del paquete de proyectos, así como establecer una hoja de ruta dentro de todo este compromiso, asumido por la Prefectura, en el afán de dotar a la provincia de obras de gran impacto que contribuirán al desarrollo social y económico.

En este encuentro fue entregado al equipo técnico del BDE el estudio técnico definitivo del proyecto Rehabilitación y Ampliación a Nivel de Adoquinado de la Vía Otavalo – Quichinche, cantón Otavalo, por parte del prefecto Pablo Jurado. Sin embargo, en los próximos días se incorporará a este paquete el resto de los estudios de los proyectos tomados en cuenta en este proceso: Asfaltado de la Vía Y del Olivo  - Yuracrucito; Adoquinado de la Vía Chirihuasi – Rumipamba; y, Adoquinado de la Vía San Antonio – Ilumán – Peguche.

De manera simultánea, los 4 proyectos contarán con la documentación de sustento, anexando además los certificados de viabilidad técnica, certificados o permisos ambientales emitidos por el Ministerio del Ambiente, certificados de los GAD municipales o empresas de agua potable y alcantarillado, refiriendo que en las zonas pobladas o consolidadas por donde atraviesan las vías existen redes de agua potable y alcantarillado.

También se incluirá o ampliará en cada uno de los estudios el capítulo relacionado con la evaluación de riesgos y medidas de mitigación. El BDE, dentro de esta tarea, revisará los estudios y comunicará las observaciones que fueran del caso. Preparará las hojas de ruta del proceso de revisión y ajustes de los estudios y realizará mesas de trabajo con personal técnico del organismo provincial para analizar las observaciones y ajustes.

Este procedimiento forma parte de las acciones dirigidas a hacer realidad estos proyectos que mejorarán en gran escala la vialidad provincial. El BDE financiará los recursos para obra civil y El GAD Provincial se obliga a aportar un valor de 459.476 dólares para solventar los componentes de las categorías de inversión: fiscalización, escalamiento, medidas ambientales, participación ciudadana, difusión y publicidad y terrenos; y, el valor de 1´145.652 dólares, correspondiente al 12% del IVA, como un aporte efectivo y real.

El financiamiento del BDE, en calidad de crédito, se ajusta al componente de inversión del organismo, que tiene como objetivo hacer realidad el bienestar social, mejorando las condiciones de vida de las personas.  Es una respuesta a la gestión efectiva de la Prefectura, organismo que, con el liderazgo del Prefecto Jurado, persigue mejorar la vialidad del territorio imbabureño, a fin de potenciar el desarrollo en todo su contexto.