Boletines de Prensa

Gracias a una estrategia de trabajo conjunto, en este sector imbabureño se incrementó la capacidad de atención en las arterias viales que conducen a las comunidades repartidas en todo el territorio. Paralelamente, se mantiene un convenio para la operación del sistema de mantenimiento rutinario con lo cual se trata de evitar que en el transcurso del año colapsen los caminos debido, especialmente, a la presencia de la lluvia.

IBARRA.- Una de las parroquias rurales pertenecientes al cantón Cotacachi, ubicada en la zona de Intag,  es García Moreno, conocida por su riqueza natural, geológica y productiva; además de ser una de las más extensas geográficamente en Imbabura.

Hasta este sector, la Prefectura llegó con maquinaria para intervenir en el mejoramiento de las vías y así garantizar al poblado una movilización segura y cómoda, como sinónimo de bienestar.  El trabajo se sujeta al convenio firmado con la Empresa de Exploraciones Mineras Andinas del Ecuador S. A. 

Según señala el documento, el compromiso es ejecutar la rehabilitación y lastrado en un aproximado de 72 kilómetros de vías, para brindar seguridad y comodidad en el tránsito vehicular y peatonal, apuntando a dinamizar las actividades productivas.

Polivio Pérez, presidente del Gobierno Parroquial, con notable satisfacción, cuenta que es muy importante sumar el esfuerzo público – privado en bien de las comunidades, más aún, entendiendo que en los tiempos actuales todos enfrentamos una crisis económica y social.

Recalca también que por segundo año consecutivo se ha firmado un convenio con la Prefectura para la ejecución del mantenimiento vial rutinario en la parroquia, pues hay que entender que todo es complementario. “Mientras un equipo lastra, el otro limpia cunetas y alcantarillas, evitando así que el agua de la lluvia destruya la red vial”.

La autoridad de García Moreno sostiene que el poblado está agradecido con el prefecto Pablo Jurado y con las entidades que colaboran en la acción de mejorar la vialidad. “Esperamos continuar trabajando en forma conjunta, para de esta manera optimizar recursos humanos y económicos”.

Magnolia, Chalguayaco Alto, Chalguayaco Bajo, Junín, Chontal Alto, Armenia, Sector de la Z y Plan de Luisas son las comunidades que directamente se benefician de esta intervención, siendo en estos lugares la agricultura y ganadería, las principales actividades productivas, que requieren para su explotación adecuada, contar con caminos en buenas condiciones.