Boletines de Prensa

El equipo caminero de la institución abrió y mejoró un tramo de 6 kilómetros en una localidad en donde la actividad agrícola es la principal fuente de la economía de las familias. A fin de complementar la intervención, en breve, se procederá a colocar lastre en todo lo largo del camino. Con esta acción, es más fácil el ingreso de vehículos a los terrenos para sacar los productos a los centros de acopio. 

IBARRA.- Con gran esfuerzo, luego de largas jornadas de trabajo, la Prefectura de Imbabura logró abrir un camino adecuado para el tránsito en el tramo vial que une a los poblados Pueblo Viejo – La Colonia en la parroquia Apuela, zona de Intag, cantón Cotacachi. Es una obra importante para los moradores, pues antes debían movilizarse por un estrecho paso, que no daba cabida al acceso de vehículos.

La apertura de los seis kilómetros que se contabilizan entre las dos comunidades fue celebrado con algarabía, especialmente por los agricultores que tienen sus tierras cultivables en esta zona. Gracias a la obra, ahora están en capacidad de trasladar sin mayores dificultades el producto de sus cosechas a los mercados locales: los camiones pesados pueden ingresar a sus propiedades para sacar la carga, sin que existan dificultades.

Pero la alegría de los comuneros se acentúo aún más al conocer la decisión del organismo provincial de avanzar en una nueva fase de intervención en esta arteria que fue abierta. El equipo pesado, en los próximos días entrará nuevamente para proceder a lastrar todo el trayecto, con lo cual se evitará su destrucción y se garantizará el tránsito de manera más cómoda y segura. 

El trabajo de la Prefectura, realizado por administración directa, registró un costo de alrededor de 30.000 dólares, por concepto de operación de maquinaria. Las labores se cumplieron en medio de duras jornadas, en donde la lluvia no estuvo alejada. El clima adverso demoró la ejecución del proyecto, sin embargo, no hubo desmayo en el cumplimiento de este objetivo.

A este sitio arribó la prefecta de Imbabura subrogante, Cristina Males, con el propósito de compartir la alegría de la gente y de entregar la obra. Allí conversó con los líderes, conoció las necesidades de las comunidades y confirmó nuevos compromisos para seguir mejorando la vialidad, no solo aquí, sino en todo el territorio que conforma la parroquia. 

La autoridad imbabureña dijo que para la Prefectura el mejoramiento de la vialidad es una de las acciones en las que se trabaja con mayor énfasis, considerando que es la base para impulsar el desarrollo y progreso en la ruralidad de la provincia. “Los caminos sirven para unir a las comunidades, permiten que se pueda explotar con mayor efectividad la producción agrícola y, sobre todo, garantizan una vida digna”.

Jaime Torres, presidente de la comunidad Pueblo Viejo y Nelson Vetancourt, presidente del Gobierno Parroquial de Apuela, dieron gracias al organismo provincial y a sus autoridades por la tarea cumplida. Coincidieron en expresar que la apertura de la vía era un sueño que se lo venía manteniendo desde hace algunos años. Ahora que esto se concretó aseguraron que el desarrollo está llegando al poblado.