Boletines de Prensa

En esta localidad rural, el organismo provincial mejora los caminos para dar mayor impulso a las actividades productivas. Se trata además de impulsar aún más el turismo que constituye una fuente principal de actividad económica.

IBARRA.- Dos obras de infraestructura física dirigidas a facilitar la movilización de tránsito se construyen en la parroquia San Pablo de Lago, cantón Otavalo, por parte de la Prefectura de Imbabura. Los trabajos se encuentran en la recta final y aproximadamente en un mes más estarán al servicio de los pobladores.

Para constatar esta acción, el titular del organismo provincial, Pablo Jurado, recorrió este territorio, acompañado de las autoridades locales, líderes de las comunidades y el equipo técnico de la institución. “Hemos venido a observar el avance de los trabajos ya dialogar con la gente que tiene ilusión de contar con nuevas obras para vivir mejor”, Dijo el Prefecto.

El recorrido se realizó en donde se lleva a cabo la construcción de la obra de conducción de flujo en la quebrada Moras Huayco, ubicada en el sector El Conejo de la comunidad Gualaví, mediante una inversión de 58.138,12 dólares y el adoquinado de la segunda etapa El Angla - Topo, por un valor económico de 127.519,76 dólares.

Amadeo Casco, presidente del Gobierno Parroquial, mencionó que es importante contar con la presencia de las autoridades en esta localidad, pues así evidencian las dificultades que se van presentando durante la ejecución de los proyectos y es también la oportunidad de escuchar directamente las necesidades que van surgiendo en el poblado de San Pablo.

En respuesta a las inquietudes de los representantes de la parroquia, el Prefecto enfatizó que en la medida de las posibilidades financieras de la institución se irá atendiendo las necesidades que existen. Dijo estar consciente de que hay mucho por hacer, sin embargo, recalcó, que pese a las dificultades existentes se seguirá trabajando para consolidar el desarrollo de esta parroquia.